• fachada

    S

    omos un grupo de instructores de Yoga, desde la rama del Hatha Yoga, pertenecientes a la Red Internacional de la Gran Fraternidad Universal “Red GFU”. Promovemos el Yoga como herramienta de autoconocimiento y salud integral mediante varios tipos de clases especializadas para diferentes grupos etáreos.

    Todos los instructores que entregan clases, dentro de Acuarius o en otros centros de la Red ubicados en Chile y el mundo, lo hacen desde el servicio, es decir, practicando el Karma Yoga, ya que no busca o espera recompensa económica de su actividad, sólo la entrega desinteresada a sus semejantes. Todos los ingresos de mensualidades que se reciben de los alumnos, se reinvierten para la mantención del Centro de Yoga y Ashram “El Aguador”, con el objetivo de seguir promoviendo y ampliando el Yoga a más personas.

    Nuestro Centro de Yoga es actualmente la Corporación de Yoga y Cultura Integral Acuarius.

    HISTORIA

    El Club de Yoga de Talca funcionaba como un grupo de personas itinerantes desde el comienzo de los años setenta, para practicar se conseguían alguna sala en la Digeder, en el correo, en el Estadio Fiscal, en una sala del segundo piso en la galería donde funcionaba el Cine “Astor” en la Uno Sur, entre Cinco y Seis Oriente.

    El alma del Grupo, en esa época, era el Hermano Remigio Monroy Berrios, Gegnian a la época, quien asistía a Santiago a prepararse en Yoga y entregaba clases a los primeros alumnos que hubo, luego ellos fueron los primeros que se prepararon para ayudar a dar clases como el hermano Remigio. Desde fines del ’78, estos alumnos, ya eran la base de la incipiente Escuela de Yamines en Talca, dando paso a que el 21 de marzo del 79, Remigio diera inicio oficial a la Escuela de Yamines.
    Es a partir de marzo del año 1979 que este grupo arrienda una casa en la tres Sur, entre Dos y Tres Oriente, adoptando ahí el nombre de “Centro Cultural Acuarius”.

    En aquella época se entregaban clases de Yoga tres veces a la semana, lunes, miércoles y viernes, en la mañana a las 10.00 y en la tarde a las 20.00 hrs. El valor correspondía a $360 mensuales, 10 dolares, en los tiempos del dólar a 36 pesos. También los jueves se reunían Yamines a las 19.00 hrs. Y los domingos realizaban Antenaje a las 10.00 hrs.
    Aún se conservan en nuestra casa los dos baules que acumulaban libros del Maestre de La Ferriere, boletines y cartas con el Mensaje de los Maestres, la GFU, la Orden del Acuarius, los Ashrams, sobre el Yoga, la Cosmobiología y la alimentación ovolactovegetariana.

    Como hito importante, en aquellos años de la década del ’70 llegaron de visita a Talca los Jerarcas de la GFU; Rafael Estrada Valero, el Maestro Domingo Dias Porta y el Hermano Mayor Don José Manuel Estrada Vásquez, los tres de nacionalidad venezolana.

    DESAFÍOS

    Con el terremoto del año 2010 nuestra casa quedó destruida y nuestro desafío fue continuar entregando clases, para lo cual nos reunimos inicialmente en casa de la instructora Katia Pepay y luego algunas profesoras se animaron y comenzaron a entregar clases en una plaza al aire libre. En el intertanto buscábamos una alternativa de casa para instalarnos, inicialmente era nuestro deseo permanecer en la misma casa de la 3 Sur ya que el salón (remodelado hacía como 5 meses) quedó intacto, sin embargo no fue posible ya que la dueña decidió vender.Se visitó algunos lugares y surgieron otras alternativas hasta que por medio del instructor Juan Ruiz, quien reparaba el auto de una de las dueñas, vimos la actual casa que la “prestaban”, era tal nuestra emoción que no lo podíamos creer de esa manera recomenzamos entregando Yoga en la galería ya que las habitaciones estaban en muy mal estado. Luego surgió la idea de reparar la casa a cambio del arriendo y de esa forma se arregló, para más tarde surgir la idea de re-instalar nuestro salón, el cual se había rescatado de la casa antigua en su mayoría.
    Hoy en día disfrutamos de nuestras instalaciones que con mucho trabajo y entrega disfrutan nuestros alumnos e instructores.

  • red_gfu_1

    S

    omos una ONG internacional sin fines de lucro, que desarrolla el diálogo, el intercambio y la cooperación para mejorar la calidad de vida de y entre las personas y sus comunidades. Un movimiento cultural para la Consciencia y la Salud.

    ¿QUÉ HACEMOS?

    En los centros culturales los socios de la Corporación nos hacemos cargo la administración y mantención de los espacios, donando parte de nuestro tiempo. No cobramos por este trabajo, para poder ofrecer las actividades a valores más accesibles, además de mantener la filosofía espiritual de la antigüedad: donde se donan cosas para el bien común sin retirar recursos para sí mismo, la vida ayuda para que se mantenga, y le da a las personas que ayudan.

    En las actividades para que exista la institución, principalmente hacemos voluntariado en Yoga. Significa que los profesores que entregamos clases en los Centros Culturales donamos nuestros ingresos a la institución, para que ésta peuda continuar con la propuesta de desarrollo humano. También ofrecemos nuestras dependencias para que otras actividades y disciplinas puedan realizar sus actividades que permiten mejorar la salud y la conciencia. Por ejemplo: Meditación, Danzas, Artes, astrología, exposiciones, encuentros, charlas.

    También encontrarás actividades sin cobro en los Centros Culturales: Meditación, Centros de Estudios y Escuelas no tienen cobro, ya que la educación que allí se entrega es parte de nuestra colaboración a la comunidad.

    SEDES A NIVEL NACIONAL

    En Chile contamos con centros culturales en Santiago, Valparaíso, Curicó,  Talca, Concepción y un Ashram en Armerillo, Región del Maule, desde donde desplegamos nuestras actividades hacia la comunidad.

    Ashram
    ASHRAM EL AGUADOR

    El Ashram es un espacio en la naturaleza donde realizamos disciplinas y nos capacitamos para la vida, un centro de educación humana, espiritual y ambiental. Es propiedad de la Red y es el lugar donde se realizan trabajos espirituales y de educación. Contamos con un refugio de 300 mts2, baños, agua y luz. No hay señal de celular, de internet, de televisión, de radio.
    El dinero para la construcción se juntó con donaciones, y el dinero que se recibe es para su mantención, sin lucro para los propietarios.

    Links de Interés
    Red Cultural para la Fraternidad Humana – Chile
    Red Cultural para la Fraternidad Humana – Talca
    Red Cultural para la Fraternidad Humana – Curicó
    Red Cultural para la Fraternidad Humana – Santiago
    Red Cultural para la Fraternidad Humana – Valparaíso
    Red Cultural para la Fraternidad Humana – Concepción
    Revista Coplanet

Galeria